Dulces

Tarta de tres chocolates vegana con agar-agar

¡Hola Veggiecolas!

Como nos quedamos con las ganas de probar la tarta de tres, en lugar de dos chocolates, ¡hemos decidido repetir la receta! Aunque esta vez con una modificación: redujimos las cantidades de las capas para que nos cupieran en nuestro molde de 15 cm de diámetro (si usáis uno más grande, tan solo tendréis que multiplicarlas), y utilizamos agar-agar en lugar de maicena. De esta manera queda una tarta más consistente y también más saludable.

 

INGREDIENTES

Base:

  • 90 g nueces
  • 60 g copos de avena
  • 1 CS cacao en polvo
  • 1 CS sirope de agave crudo
  • 3 CS aceite de coco
  • Pizca de sal

 

Capa de chocolate negro:

  • 250 ml de leche de almendras
  • 20 g chocolate 85%
  • 2 CS cacao puro en polvo
  • 4 CS sirope de agave crudo
  • 1 g (medio sobre) de agar-agar

 

Capa de chocolate con leche:

  • 250 ml de leche de almendras
  • 40 g chocolate 50%
  • 1 cp sirope de agave crudo
  • 1 g (medio sobre) de agar-agar

 

Capa de chocolate blanco:

  • 250 ml de leche de almendras
  • 40 g chocolate blanco (nosotras usamos de la marca iChoc)
  • 1 g (medio sobre) de agar-agar

 

PROCEDIMIENTO

1. Para la base:

  • Trituramos todos los ingredientes hasta conseguir una pasta densa y manejable que pondremos en un molde circular desmontable (el nuestro es pequeñito, de 15 cm), compactándola bien con ayuda de las manos o una espátula.
  • Refrigeramos mientras preparamos la primera capa de chocolate

 

2. Para la capa de chocolate negro:

  • Reservamos 30 ml de leche y echamos el resto de los ingredientes en una olla.
  • Calentamos hasta que hierva.
  • En ese momento, diluimos el agar-agar en los 30 ml de leche fría que habíamos reservado, y lo añadimos a la olla. Removemos durante 2 minutos.
  • Apartamos del fuego y dejamos atemerar en un bol unos pocos minuntos, removiendo de vez en cuando para evitar que cuaje.
  • Sacamos la base de la nevera y vertemos la capa de chocolate negro por encima.
  • Refrigeramos durante 1 hora.

 

3. Para la capa de chocolate con leche: El procedimiento es igual que el paso anterior:

  • Reservamos 30 ml de leche y echamos el resto de los ingredientes en una olla.
  • Calentamos hasta que hierva.
  • En ese momento, diluimos el agar-agar en los 30 ml de leche fría que habíamos reservado, y lo añadimos a la olla. Removemos durante 2 minutos.
  • Apartamos del fuego y dejamos atemperar en un bol unos pocos minutos, removiendo de vez en cuando para evitar que cuaje.
  • Sacamos la tarta de la nevera y hacemos líneas longitudinales superficiales sobre la capa de chocolate negro (para que adhieran mejor las capas) y vertemos encima la capa de chocolate con leche.
  • Refrigeramos durante 1 hora.

 

4. Para la capa de chocolate blanco:

  • Reservamos 30 ml de leche y trituramos el resto de los ingredientes hasta que quede una textura homogénea.
  • Repetimos lo anterior: Ponemos la mezcla en una olla a calentar. Cuando hierva, diluimos el agar agar en los 30 ml de leche fría y lo añadimos a la olla. Removemos durante 2 minutos. Apagamos el fuego y dejamos atemperar en un bol unos pocos minutos, removiendo de vez en cuando. Sacamos la tarta de la nevera, hacemos unas finas líneas sobre la capa de chocolate con leche y vertemos encima la capa de chocolate blanco.
  • Refrigeramos durante toda la noche.

 

5. Desmoldamos y, ¡a disfrutar!

 

Mi pasión por la cocina y la nutrición me llevo a descubrir esta filosofía de vida. Con más corazón que una alcachofa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *