Dulces

Snickers veganos

¡Hola Veggiecolas!

Hoy traemos una receta para los fans de los snickers, nuestra chocolatina preferida cuando éramos pequeñas. Hemos intentado versionar estas barritas pero con ingredientes naturales, que nada tienen que envidiar a los originales llenos de azúcares y grasas saturadas tan perjudiciales para nuestra salud (azúcar refinado, jarabe de maíz, aceites hidrogenados, grasa láctea, sabores artificiales… os aconsejamos que suprimáis radicalmente estos ingredientes!!).

Que sean ingredientes naturales y 100% saludables no significa que podamos abusar de ellas, porque son calóricas. Una porción de este dulce es muy saciante y nutritivo, lo que lo convierte en un snack ideal para aguantar sin pasar hambre entre comidas principales y disfrutar cuando tenemos antojo de dulce. ¡Os aseguramos que están deliciosas!.

 

INGREDIENTES (14 unidades)

Nougat:

  • 140 g (1+1/3T) harina de almendra o pulpa de almendra seca restante de hacer leche vegetal
  • 2 CS crema de cacahuete
  • 1 cc de sirope de agave crudo* o 2 dátiles
  • 1 CS aceite coco
  • 1 pizca de sal rosa del Himalaya

*El agave crudo es de color oscuro. Se trata de un endulzante de mayor calidad que no tiene nada que ver con el agave claro excesivamente refinado que venden en la mayoría de los supermercado.  Aun así, os recordamos que no deja de ser un endulzante que no debería ser de consumo habitual en nuestra dieta, y cuanto menos lo utilicemos, mejor. Pero si veis la proporción de cantidad (una cucharada sopera) que empleamos en esta receta es casi insignificante si la repartimos entre el total de barritas.

Caramelo de cacahuete:

  • 1 T dátiles (nosotras utilizamos 20) **
  • 4-5 CS de crema cacahuete
  • 1 CS aceite de coco
  • 1/3 T cacahuetes con cáscara
  • 1/4 T (60 ml) de agua

** Os aconsejamos remojarlos en agua durante 1 hora para que se reblandezcan (si vais con prisa pueden ser suficientes 10 minutos a remojo en agua muy caliente). Podéis usar cualquier variedad de dátil, si son Medjoul tendréis que reducir un poco la cantidad (unos 10-12) y no hará falta ponerlos a remojo, porque son muy grandes y carnosos.

Cobertura:

Podéis hacerla de dos formas:

a) 80g aceite de coco + 40g cacao puro en polvo + 1cc de sirope de agave crudo

b) 160g chocolate negro 70% mínimo (más vale que os sobre y guardéis el restante para merendar con unas fresas con chocolate, por ejemplo, a que hagáis corto y no podáis cubrirlos bien) + 1 cc aceite de coco.

 

PREPARACIÓN

1. En un procesador de alimentos (o vaso de trituradora) mezcla la harina de almendra, la crema de cacahuete, el agave crudo, el aceite de coco derretido y la sal. Coloca la mezcla en un molde rectangular (el nuestro es de 13x17cm) sobre papel de hornear, aplástala con ayuda de una espátula y lleva al congelador mientras preparas el caramelo de cacahuete. Como veis en la imagen debe quedar una consistencia ligeramente pegajosa, pero a la vez compacta.

2. Pon todos los ingredientes del caramelo en vaso de batidora de mano y tritura hasta que se forme una pasta espesa y pegajosa.

3. Vierte un poco de caramelo encima de la galleta, agrega los cacahuetes y vuelve a echar lo que te quede de caramelo. Aplana todo lo que puedas y lleva al congelador unas 2 horas.

4. Pasado ese rato, saca del congelador y corta la masa en 7 barras enteras sin sacar del molde. Luego pártelas por la mitad (o el tamaño que desees). Refrigera durante 4 horas más, o directamente toda la noche (esto es muy importante para que solidifique bien y sea mucho más fácil de trabajar con la cobertura).

5. La cobertura de chocolate será la tercera y última capa: Para la opción a) Derrite el aceite de coco y mezcla con el resto de los ingredientes. Para la opción b) Derrite el chocolate y la cucharadita de aceite de coco al baño maría o en el microondas (en este caso debes ir controlando la temperatura para que no se queme, a intervalos breves de unos 30 segundos).

6. Para cubrir los snickers con la cobertura tenemos dos opciones: Coloca las barritas sobre una bandeja de rejilla encima de papel de aluminio (así si derrochamos mucho chocolate lo podremos reutilizar) y vierte el chocolate derretido con ayuda de una cuchara por la capa superior y los laterales de la barrita. Espera a que solidifique unos minutos, dales la vuelta, y cubre la capa restaste. La otra opción es bañar las barritas en un bol con el chocolate fundido (sumergiéndolas), con ayuda de dos tenedores. Os advertimos que ambas opciones requieren un poco de paciencia y habilidad, pero es más fácil la segunda, aunque también requiere mayor cantidad de cobertura (la sobrante la puedes emplear para merendar fruta con chocolate). Cuando tengas todas recubiertas vuelve a meterlas en el congelador para que solidifiquen del todo (15 minutos).

Os aconsejamos que las guardéis en el congelador y las saquéis unos 15-20 minutos antes de servir, porque así se derretirá un poco la capa de caramelo y os podemos asegurar que el resultado al morderlo es brutal.

Mi pasión por la cocina y la nutrición me llevo a descubrir esta filosofía de vida. Con más corazón que una alcachofa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *