Dulces

Sirope de dátiles

¡Hola Veggiecolas! Hoy os vamos a enseñar el ingrediente que utilizamos para endulzar la mayoría de nuestras recetas. Nosotras somos partidarias de la alimentación más natural posible, y de disfrutar del sabor propio de cada alimento. Cualquier endulzante que encontréis, más o menos procesado, no dejará de ser un añadido poco saludable. Pero existe un alimento que nos encanta, por su sabor y sus propiedades: el dátil. ¿Sabíais que el dátil es una fruta? Os animamos a que empecéis a dar sabor a vuestras recetas con esta golosina natural, y aprovechéis sus azúcares naturales. Estos azúcares, son hidratos de carbono de absorción lenta, esto quiere decir que se van liberando poco a poco, a diferencia del azúcar blanco, manteniéndonos saciadxs durante más tiempo.

Además de hidratos de carbono (70%), los dátiles son ricos en minerales como el hierro, potasio, fósforo y un montón de vitaminas: A, Tiamina, Riboflavina, Niacina, Triptófano y Ácido Ascórbico. No tiene colesterol, ni ningún tipo de grasas de origen vegetal. Por todo esto es un alimento muy consumido por los deportistas.

 

Ingredientes

Para realizar el sirope utilizamos la proporción de dátiles y agua 2:1, es decir, el doble de dátiles que de agua.

  • 1T de dátiles
  • 1/2T de agua

Queda una textura como caramelo, sin ser muy pastoso ni tampoco muy líquido. Podéis ajustar el agua para conseguir la textura que deseéis.

 

Procedimiento

1. Calentamos 1 minuto el agua en el microondas.

2. Introducimos en el agua los dátiles y dejar remojando mínimo 10 minutos.

3. Trituramos los dátiles (si son con hueso se lo quitamos) y el agua (emplear la misma del remojo para aprovechar el sabor que habrán dejado los dátiles tras el remojo, siempre guardando la proporción 2:1) hasta que quede una especie de crema.

 

Podéis utilizarla para endulzar vuestras recetas, batidos, como topping de tortitas o porridge, en la granola casera… Nosotras os iremos dejando ideas de recetas y veréis como siempre hacemos uso de este delicioso endulzante natural.

Mi pasión por la cocina y la nutrición me llevo a descubrir esta filosofía de vida. Con más corazón que una alcachofa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *