Bebidas

Pumpkin Spice Latte

¡Hola Veggiecolas!

Hoy os traemos una bebida ideal para esta estación del año, pues el ingrediente estrella es la calabaza. Se trata del Pumpkin Spice Latte, una bebida muy popular en norte América, que llegó a los Starbucks de España en 2014. Aunque no la hemos probado, hemos intentado hacer nuestra versión saludable y vegana para este Halloween, así que no sabemos si se parecerá mucho a la original, pero desde luego que a nosotras nos resulta deliciosa.

 

Como veréis, el proceso consiste en hacer nuestra propia bebida vegetal aromatizada, que podéis servir acompañando un café o té, o incluso podéis tomarla tal cual.

INGREDIENTES (4-6 raciones)

  • 300 g calabaza
  • 1 o 2 CS de sirope de dátil
  • Especias (las cantidades van al gusto):
    • 1 cp canela en polvo
    • ½ cp jengibre en polvo (¡ojo, porque si echáis mucho el sabor es muy fuerte!)
    • ½ cp nuez moscada molida
    • ¼ cp clavo molido
  • 1 L de bebida de almendras (o la bebida vegetal que más os guste)
  • Café o té (os recomendamos que la probéis con té chai negro)

 

PROCEDIMIENTO

1. Pelamos y cortamos la calabaza a daditos y la cocemos  al vapor hasta que esté blandita (también podéis utilizar el horno).

2. Aplastamos la calabaza hasta hacerla puré y la mezclamos con las especias y el sirope de dátil. Ahora añadimos un poquito de la bebida vegetal, e integramos con ayuda de unas varillas.

3. Ponemos el resto de la bebida vegetal a calentar en una cazuela a fuego medio-bajo. Añadimos la mezcla anterior y removemos. Dejamos infusionar unos minutos y retiramos antes de que empiece a hervir.

4. Vertemos en la batidora y trituramos hasta conseguir una consistencia cremosa y sin grumos.

5. Servimos en una taza o vaso nuestro café o té, y encima añadimos nuestra bebida vegetal especiada de calabaza al gusto (guardamos la sobrante en un tarro de cristal en la nevera. Aguanta unos 3 días). Para decorar añadimos también un poco de espuma de bebida vegetal normal (utilizamos un espumador de leche eléctrico) y espolvoreamos un poquito de canela.

6. ¡A disfrutar!

Nota: Si quieres decorar con nata montada como el auténtico Pumpkin Spice Latte, puedes utilizar leche de coco (la que suelen vender en latas en la sección de comida internacional de los supermercados). Es muy fácil de hacer, tan solo tienes que refrigerar la lata durante toda la noche, así se consigue que quede una parte sólida arriba, y una líquida abajo. Ábrela (¡sin agitarla!), retira la parte sólida con ayuda de una cuchara y viertela en un recipiente en el que la batiremos con unas varillas hasta obtener una consistencia similar a la nata montada. Puedes tomarla así, o endulzarla al gusto. Lo que no utilices puedes guardarlo en la nevera y utilizar en próximas recetas. Aguanta más o menos 1 semana. 

 

Mi pasión por la cocina y la nutrición me llevo a descubrir esta filosofía de vida. Con más corazón que una alcachofa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *