Salud

La nueva guía alimentaria de Canadá: menos leche y más vegetales.

¡Hola Veggiecolas! Hace unas semanas salió la última guía alimentaria de Canadá, que tiene como objetivo promover la salud a través de la alimentación. Pero no solo habla de cómo la dieta influye en nuestra salud, también refleja el impacto medioambiental que tiene nuestra alimentación. Os dejamos un resumen con los principales puntos que defiende y os animamos a echarle un vistazo si estáis más interesadxs.

 

Más vegetales

La guía prioriza los alimentos de origen vegetal frente a los de origen animal. Una dieta basada en plantas tiene efectos beneficiosos para la salud, ya que proporciona una mayor ingesta de fibra dietética la cual está asociada con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, cáncer de colon y diabetes tipo 2, además los frutos secos y la soja disminuyen el colesterol-LDL (el malo), ambos muy presenten en las dietas basadas en plantas.

Hace hincapié en la importancia no tanto de reducir la ingesta total de grasa, si no de disminuir la grasa saturada y aumentar la grasa de tipo insaturada.

Reemplazar el consumo de grasas saturadas por grasas insaturadas diminuye el colesterol total y el colesterol-LDL, reduciendo el riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

Recordemos en qué alimentos encontramos grasa insaturada: aguacate, aceite de oliva, semillas, furtos secos, vegetales de hoja verde, la soja

 

Agua como bebida principal 

La guía  recomienda el agua como la mejor opción para promover la salud y mantener una adecuada hidratación sin añadir calorías innecesarias a la dieta. Además del agua como bebida también incluye el agua de frutas, verduras y sopas. Dejando a un lado el consumo de leche.

 

Impacto medioambiental

Además de nuestra salud, la dieta que elegimos tiene un efecto sobre el medioambiente. Esta guía refleja el menor impacto ambiental que tiene una dieta con un mayor consumo de vegetales comparada con una dieta donde se consumen alimentos de origen animal. Señalando como beneficios la ayuda a conservar el suelo, el agua y el aire.

También muestra el impacto que tiene el desperdicio de alimentos, ya sea por parte de los hogares, los fabricantes o los agricultores y minoristas. Reduciendo el desperdicio de alimentos hacemos un mejor uso de los recursos naturales y reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Reflexión

Como veis cada día tenemos tres (o más) oportunidades para elegir cuidar nuestra salud y el medioambiente. La alimentación no solo significa nutrición, también implica cómo queremos que sea el mundo en el que vivimos. Está guía vuelve a poner a la ciencia de nuestra parte, ya son muchos los estudios que demuestran los beneficios que tiene una dieta basada en plantas en nuestra salud y el menor impacto que tiene sobre el medioambiente. Ya va siendo hora de que “la dieta vegana no es saludable” pase a la historia.

 

What are Canada’s Dietary Guidelines?

 

Amo a los animales. Algunas personas dicen que soy radikal. Fundadora de Veggiecolas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *