Dulces

Helado Vegan Temptation

¡Hola Veggiecolas! Hoy os traemos unos helados que están irresistiblemente buenos. Os animamos muchísimo a que la hagáis, porque tanto la textura como el sabor son espectaculares. Han cautivado el paladar de todxs quienes los han probado. Además son muy fáciles de hacer, solo necesitáis unos moldes especiales de silicona para magnum mini.

INGREDIENTES (4 unidades)

Helado cremoso de anacardos

  • 1/2 T + 1/4 T anacardos (100 g)
  • 1/2 T crema de coco (Es la parte sólida que resulta de meter la leche de coco (casera o de lata) en la nevera. Podríais utilizar simplemente la leche pero así conseguiréis aún más cremosidad)
  • 1 CS aceite de coco
  • 2 CS leche de almendras (Podéis utilizar otra bebida vegetal, o la parte líquida de la propia lata de la leche de coco. Es para aligerar la mezcla y ayudar a la batidora)
  • 1 o 2 cc zumo de limón (El zumo de limón se añade para neutralizar el sabor a coco y que se asemeje más a la nata. Podéis ajustarlo al gusto)

 

Dulce de cacahuete

  • 12 dátiles (si son de la variedad Medjoul, necesitaréis aproximadamente la mitad)
  • 1 CS crema de cacahuete
  • ½ CS aceite de coco
  • ¼ T agua del remojo de los dátiles

A esta base podéis añadirle fruta, cacao, vainilla, canela u otras especias para ir variando los sabores.

 

Cobertura

  • 8 onzas chocolate 85% cacao
  • 2 CS aceite de coco
  • Para hacerlo almendrado podéis usar almendras en cubitos o triturarlas vosotrxs mismxs.

El aceite de coco es para aportar mayor fluidez y que resulte más fácil de manejar. También podéis utilizar ¼ T aceite de coco + 1/3 T cacao puro en polvo + 1 CS de sirope de dátil (en este caso tendréis que hacerlo con mayor proporción de agua que en nuestra receta original para que os quede más tipo sirope que pasta y se integre bien con el resto de ingredientes).

 

PROCEDIMIENTO

1. Ponemos a remojo los anacardos durante 4-6 horas.

2. Introducimos todos los ingredientes del helado en la batidora (utilizamos una batidora de vaso potente para que nos quede una mezcla homogénea sin trocitos de anacardos, pero también puede quedar bien ese toque crunchy). Rellena ¾ de los moldes de helado y refrigera unas 2-4 horas.

3. Ahora trituramos todos los ingredientes del dulce de cacahuete (en este caso usamos una batidora de mano porque la mezcla es más densa) hasta conseguir una pasta homogénea. Rellena los ¼ restantes de los moldes de helado y refrigera durante toda la noche.

4. Derretimos el chocolate y el aceite de coco al baño maría. Vertemos en un tarro de cristal de la altura de los helados y sumergimos en él los helados, volcamos el tarro y les damos la vuelta  hasta cubrir bien todos los lados. Puedes añadir a la cobertura almendras o nueces trituradas, coco rallado, nibs de cacao… pero asegúrate de hacerlo rápido antes de que el chocolate solidifique. Una vez estén cubiertos, sujétalos unos segundos hasta que el chocolate se seque, y después apóyalos unos minutos sobre papel de aluminio para que terminen de solidificar.

5. ¡Ya están listos para comer! Si los guardáis en el congelador (envueltos en papel de aluminio) tendréis que sacarlos unos 15-20 minutos antes de consumir para que el interior del helado se descongele y adquiera cremosidad. Si sois muy impacientes podéis agilizar un poco el proceso metiéndolos apoyados en un plato en el microondas durante 5-10 segundos en opción descongelar ¡pero cuidado porque si os pasáis se os fundirán del todo!

 

Mi pasión por la cocina y la nutrición me llevo a descubrir esta filosofía de vida. Con más corazón que una alcachofa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *