Cultura vegana

Guggenheim y la nueva tauromaquia

¡Hola veggiecolas!

Como muchxs ya sabréis, del 11 de Mayo al 23 de Septiembre, el museo Guggenheim Bilbao presentará una exposición de obras entre las que se han colado obvias manifestaciones de sadismo y maltrato animal. Estas secciones cuentan con jaulas con lagartos, escorpiones y tortugas que están destinados a morir de cansancio o devorarse entre ellos según narra el propio autor (además de ser transportados de ciudad en ciudad), vídeos de cerdos tatuados siendo forzados a copular, y también un vídeo de una exposición anterior del mismo autor en la que un grupo de perros eran obligados a correr uno frente a otro mientras se ladran tras haber sido entrenados para pelearse. Tan obvio como parece, entendemos que la exposición no carga siempre con los perros y los cerdos de las exposiciones anteriores ya que, por cuestiones logísticas, parece más fácil reproducir un vídeo. Pero sí son los animales en la jaula los que se llevan la peor parte.

El pasado Septiembre de 2017, el museo Guggenheim New York ya decidió retirar estas piezas por la presión de grupos animalista, sin embargo, la organización parece no haber aprendido la lección y mañana el de Bilbao las acoge y las defiende amparándose en la libertad de expresión. ¿Y la libertad animal? La respuesta parece clara. La forma en la que se comercializa con el dolor y sufrimiento para el disfrute de un público concreto, junto con la poca empatía hacia los animales, nos hace pensar en esto como una nueva versión de la tauromaquia, igual de denunciable y si cabe, más clasista.

Mientras leo la descripción que el museo ha publicado sobre este espectáculo macabro, me percato de que han preferido no incluir en su web las desagradables fotos de los perros exhaustos y llenos de heridas, a la vez que hacen eco de excusas como que “la exposición intenta construir una metáfora de la globalización” claro, a base de maltratar animales.

No puedo parar de imaginar a algún ejecutivo de marketing diciendo “toda publicidad es buena publicidad“, mientras un puñado de personajillos elitistas observan y disfrutan del sufrimiento ajeno a la vez que intentan justificarse con estupideces del rollo “el arte trata de despertar sentimientos en la audiciencia y esto lo ha conseguido“. Y sí, el arte trata de despertar emociones, y es cierto que en muchas ocasiones hemos visto a artistas utilizar el sufrimiento para crear arte y despertar emociones. Tenemos desde películas gore donde se manifiesta un dolor ficticio, hasta obras realistas como Ritmo 0 en las que Marina Abramovic ponía en peligro incluso su propia vida. Ahí vemos la diferencia entre lo que es arte y lo que no, si quieres exponer el sufrimiento real puedes hacerlo siempre que sea tu sufrimiento propio o el de otras personas involucradas en la obra con su consentimiento, ahí si podríamos hablar de libertad de expresión; esos animales no deciden estar ahí.

Reflexiones aparte, la organización BBAA Antiespecista de la Escuela de Bellas Artes a organizado una manifestación mañana, Viernes 11 a las 18:30 al lado del ‘Puppy‘ (escultura del perrito del Guggenheim). En esta manifestación, estudiantes de arte y otros asistentes se declararán completamente en contra de este tipo de exposiciones. Aunque no podremos asistir, nos gustaría aportar nuestro granito de arena compartiendo estas ideas para pancartas que puedes ver a continuación. ¡Mucho apoyo a la gente de Bilbao! Por si quieres llevar pancarta y te falta tiempo, te da pereza diseñarla, o por si simplemente te gustan los mensajes puedes descargarlas aquí.

 

 

También os recordamos que si queréis apoyar la causa contra este horror y no podéis asistir a la manifestación, siempre podéis firmar en Change Org. ¡Hay que conseguir 75.000!

Un mundo libre de maltrato animal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *