Cultura vegana

Estas vacaciones di no al maltrato animal

¡Hola veggiecolas! Ya está aquí el verano y eso significa para muchas personas vacaciones y viajes con la familia, lxs amigxs, la pareja… vayas dónde vayas di NO al maltrato animal. Hoy no hablamos de la alimentación, sino de toda la explotación animal que está detrás del turismo. Disfrutemos de la vida, de la naturaleza, de tu gente o de nosotrxs mismxs, sin que ningún animal haya tenido que sufrir para ello. Os quiero contar mi experiencia en Marruecos y hablar un poco de las distintas formas de maltrato animal que existen gracias al turismo.

 

Mi experiencia en Marruecos

Si viajas a Marruecos el viaje al desierto es casi obligatorio, yo puedo decir que fue la mejor experiencia que vivimos allí. La excursión que nosotrxs contratamos consistía en ir a un campamento a unos 2-3 kilómetros dentro del desierto pasar la noche allí y volver a la mañana siguiente, estos desplazamientos para ir y volver al campamento eran encima de un camello.

Cuando llegó la hora de subirse al camello para empezar la ruta, preguntamos qué otra opción había y nos dijeron que nos podían llevar en coche pagando un extra. Nosotrxs preguntamos si podíamos hacerlo andando y aunque nos dijeron que iba a ser difícil y que igual no podíamos, no queríamos perdernos la oportunidad de poder andar con nuestros propios pies sobre la arena del Sahara y disfrutar de ese paisaje. Así lo hicimos y podemos decir que no fue tan difícil o por lo menos no imposible, la satisfacción de saber que ese día dos de los camellos descansaron nos daba fuerzas para seguir y disfrutarlo aún más.

Hicimos la ruta al lado de los camellos en los que iban lxs demás turistas y pudimos demostrar que era posible disfrutar de la misma experiencia sin sufrimiento animal. Hubo gente que se unió a nosotrxs a mitad de camino y aunque los camellos hicieron el paseo, por lo menos no llevaban un peso extra encima. Nos dimos cuenta de que muchas de estas personas habían accedido a subirse encima de un animal porque lo ven algo normalizado y no piensan lo que hay detrás, como pasa con la carne, por suerte cuando fueron conscientes del sufrimiento animal nos acompañaron en el paseo por el desierto.

Al final no fueron solo dos camellos que descansaron, pudimos difundir el veganismo y la idea del maltrato animal dentro del turismo, todxs aprendimos que nuestros actos tienen consecuencias y que podemos disfrutar de las vacaciones de una forma más ética y responsable.

Fotos y vídeo tomados en la excursión de Marruecos, en el vídeo se puede oír al camello gritar:

El primer camello de cada fila iba agarrado por la nariz
Los demás camellos iban atados con una cuerda alrededor de la mandíbula inferior lo que les puede llegar a deformar los dientes.

 

Paseo en camello o en elefante 

Si la excursión consiste únicamente en el paseo encima del animal, es decir, que no se utiliza como medio de transporte como en el caso de la experiencia que he contado antes, personalmente creo que no merece la pena, la vida de esclavitud y sufrimiento de un animal que debería estar viviendo en libertad no vale más que la foto que te hagas encima de él. Si es un medio para llegar a una zona que quieres visitar, pregunta qué otra opción hay, siempre hay una alternativa más responsable.

Estos animales son capturados a menudo cuando son bebés siendo separados de sus madres, adiestrados y convertidos en esclavos de por vida. Los elefantes  son adiestrados con la técnica Pajaan que significa “romper el alma o el espíritu”, consiste en privar al animal de comida y agua, aislarle en una diminuta jaula donde no puede ni moverse, privarle de sueño, encadenarle o atarle y golpearle con ganchos metálicos en lugares sensibles como las orejas o los ojos. Esta técnica consigue hacer sumisos a los animales, por miedo a los hombres obedecerán sus órdenes y serán sus esclavos de por vida, además de que la tortura que sufren no la olvidarán nunca. Os dejamos un vídeo dónde se ve esta práctica, yo no pude verlo entero.

Además, la captura de elefantes para espectáculos y/o turismo junto con la caza furtiva ha hecho que este animal se encuentre en peligro de extinción.

 

Carros tirados por caballos/burros

Esto es algo mucho más frecuente y que podemos ver sin tener que irnos muy lejos, eso no quita para que no deje de ser otro caso más de maltrato animal que se acentúa en las vacaciones. Estos animales viven en unas condiciones infrahumanas, sufren golpes de calor, heridas, fracturas de huesos, además de que la atención veterinaria suele ser más bien escasa. El beneficio económico que pueden sacar lxs dueñxs de los animales prima sobre su salud y su libertad.

PACMA ya denunció este año el caso de los  burros de mija y el maltrato que sufren miles de caballos durante el Rocio siendo cerca de 200 los equinos muertos entre 2007 y 2018 solamente en esta fiesta.

 

Zoos y acuarios 

Cárceles de animales que han sido alejados de su hábitat natural para vivir en un espacio minúsculo solo por el capricho de la especie humana. Estos animales sufren tanto física como psicológicamente por la total falta de libertad y de control sobre sus vidas. Muchos acaban mostrando comportamientos antinaturales como apatía, automutilación, trastornos alimentarios y comportamientos esterotipados como andar compulsivamente de un lado a otro. Además el origen de estos animales puede ser dudoso, muchos de ellos han sido capturados de la naturaleza.

 

Delfinarios

Estos animales son privados de comida para conseguir que realicen comportamientos antinaturales y perjudiciales para ellos a cambio de comida. Son animales muy inteligentes y sociables que han sido arrebatados de la naturaleza y condenados a vivir encerrados en pequeños acuarios sufriendo unos niveles de estrés y mortalidad muy elevados.

Tanto acudir a un espectáculo de delfines como bañarse con ellos significa apoyar el cautiverio y el sufrimiento de estos animales.

 

Tigres en china

Sí, puede parecer increíble pero esto existe. Estos animales pasan la mayor parte del tiempo drogados y se les suele practicar la desungulación, una técnica muy dolorosa para extirparles las garras. Son capturados de la naturaleza y viven encadenados la mayor parte del tiempo.

El tigre asiático está catalogado “en peligro de extinción” dentro de la lista roja de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y protegido por el Convenio de CITES desde 1987. Una de las amenazas más importantes es su captura ilegal para el turismo, actualmente el número de tigres asiáticos no supera los 3.500 individuos.

 

Conclusión

Estos son solo unos pocos ejemplos de todo el maltrato animal que existe gracias al turismo, cualquier espectáculo en el que participen animales estará contribuyendo al sufrimiento y al peligro de miles de especies. En nuestra mano está el perpetuar este tipo de maltrato o decir no y buscar alternativas más responsables. Cada vez que pienses en participar en alguna de estas experiencias piensa cómo está el animal, cómo ha llegado hasta allí y lo más importante dónde debería estar.  Tu foto no vale más que su vida.

Si queréis saber más sobre todos los tipos de maltrato animal dentro del turismo os dejamos esta página: Turismo responsable.

Amo a los animales. Algunas personas dicen que soy radikal. Fundadora de Veggiecolas.

3 Comments

  • Ate

    Hola!
    Nos vamos a Marruecos en unos días y queríamos dormir en el desierto, pero no hacer nada relacionado con camellos o beneficiando su maltrato. Hemos leído que se puede hacer ese pequeño paseo a pie, pero también que a la hora de despertar a los camellos el espectáculo es grotesco y creo que no quiero vivir esa experiencia.
    ¿Tenéis ese recuerdo o fue algo “pasable”?
    Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *