Cultura vegana

“Es que no es natural”

¡Hola Veggiecolas! Hoy os hablamos de uno de los argumentos que utilizan para criticar el veganismo, después de contraatacar al “¿y las proteínas?” o “las plantas también sufren” tenemos que seguir defendiendo este estilo de vida porque piensan que no consumir productos de origen animal no es natural. Nosotras pensamos todo lo contrario, es decir, hoy en día en nuestra sociedad vemos mucho más antinatural comer carne. Lo explicamos a continuación. Añado que aunque durante el post me refiero solo a la carne también vale para el pescado, los lácteos y los huevos :).

 

Lo primero ¿qué es ser natural?

Si buscamos la definición de “natural” nos aparecen varios significados:

  1. Perteneciente o relativo a la naturaleza o producido por ella sin la intervención del hombre.
  2. Que forma parte de la naturaleza de algo y es propio o característico de ello.
  3. Dicho de una cosa: que está tal como se halla en la naturaleza, o que no tiene mezcla o elaboración.

 

Es decir, que para que lo que comamos sea natural debería venir directamente de la naturaleza sin haber sufrido ningún tipo de transformación por el ser humano hasta llegar a nuestros platos. Claro, como la carne no ha sufrido ninguna transformación desde la cría de los animales (todo de forma muy natural), pasando por el engorde (también de forma muy natural), hasta su asesinato (a una edad muy inferior a la que sufrirían de manera natural y también realizado de forma muy natural), podemos decir que comer carne es mucho más natural que alimentarnos con una dieta basada en plantas. Nótese la ironía.

 

Ahora en serio, ¿comer carne es natural?

Si nos lo paramos a pensar todo lo que comemos a sufrido algún proceso y si no lo modificamos nosotrxs a la hora de cocinarlo, por lo que juzgar que es y que no es natural a la hora de alimentarnos es un poco complicado. Pero si tenemos que elegir cual es la forma más natural de alimentarnos, y sobretodo si miramos por la naturaleza e intentamos causar el mínimo daño en ella, la forma más sostenible de alimentarnos es a base de plantas. Os dejamos un artículo que escribimos sobre la repercusión medioambiental que tiene consumir productos de origen animal.

Además de la alimentación, hoy en día es difícil decir que algo sea natural, ahora mismo estás utilizando el móvil o el ordenador para leer esto, viajamos en avión y usamos el microondas para calentarnos la comida. Hoy en día nada es natural, debemos preocuparnos más por la sostenibilidad y el impacto que tienen nuestros actos en el mundo en el que vivimos (y yo no solo hablo de la comida) y menos en la naturalidad de las cosas.

 

“Es que se ha comido toda la vida”

El “que es natural” va de la mano con “es que se ha comido toda la vida”, no os preocupéis también sabemos como defendernos de este argumento. La opción más rápida es poner ejemplos de cosas que se hacían toda la vida y dejaron de hacerse porque no eran éticas, como la exclavitud o que las mujeres debían de quedarse al cuidado de la casa y lxs niñxs. Así rápido y sencillo desmontáis este argumento que la verdad no hay por donde cogerlo. El que algo se haya hecho de toda la vida o que sea tradición no le da ningún valor para no dejar de hacerlo. La moral está por encima de la tradición.

 

La cadena alimentaria

Si tienen ganas de discutir más pueden que también saquen el tema de la cadena alimentaria, de que el fuerte se come al débil y de que somos seres superiores porque somos inteligentes y pensamos y los animales son por ello seres inferiores que están a nuestra disposición. Sobre este tema me gusta destacar dos cosas.

La primera, hay una diferencia entre carnívoros y omnívoros. Los leones son carnívoros y necesitan comer carne para sobrevivir, a diferencia de los seres humanos que somos omnívoros y aunque nuestro cuerpo está preparado para asimilar la carne no es indispensable en nuestra vida, si no lxs veganxs nos moriríamos y aquí estamos.

Lo segundo que me gusta destacar es que si somos una especie superior que pensamos y somos más inteligentes, ¿por qué nos estamos cargando el planeta en el que vivimos? ¿por qué no usar nuestra inteligencia para hacer un mundo mejor? 

 

Amo a los animales. Algunas personas dicen que soy radikal. Fundadora de Veggiecolas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *