Dulces

Carrot cake vegana

¡Hola Veggiecolas! Por fin subimos la receta de esta Carrot Cake vegana que está increíble! Durante la cuarenta hicimos varias pruebas y dimos con la receta perfecta, la crema/frosting uf es de otro mundo… Es una tarta un poco laboriosa porque tienes que esperar a que se enfríe tanto el bizcocho como la crema, pero solo es cuestión de organizarte un poco y conseguirás una tarta perfecta.

Esperamos que os guste!

Ingredientes

Bizcocho

Secos

  • 2 T Harina de fuerza
  • 1 CS Bicarbonato
  • 1 sobre Levadura
  • 1 cp Sal
  • 1 cp Canela
  • 1/2 cp Nuez moscada
  • 1/3 T Nueces peladas (las trituramos hasta que se hagan polvo)

 

Líquidos

  • 1 y 1/4 T Leche avena
  • 3 CS Vinagre manzana
  • 1/3 T Aceite oliva
  • 1/2 T Panela 
  • 1/2 T Zanahoria rallada (3 peques)

 

Crema/Frosting

  • 1 T Anacardos (remojados 8h)
  • 1/2 T Leche de avena 
  • 1 CS Zumo de limón 
  • 3 CS Sirope de agave
  • 1 Lata de crema de coco (guardada en el frigo y por lo menos con 80% de coco)
  • 1/3 T Aceite de coco
  • 1/2 cp Sal

 

Procedimiento

Bizcocho

1. Precalentamos el horno a 180º.

2. Mezclamos los ingredientes secos en un bol y los líquidos en otro.

3. Preparamos el molde con un poco de aceite y harina.

*Nosotras usamos un molde pequeño de unos 18cm y así conseguimos que nos quede una tarta más alta.

4. Echamos la mezcla líquida en el bol con los ingredientes secos y batimos con unas varillas hasta que se integre bien.

5. Al horno! unos 40-50 min a 180º. Es muy importante que no abráis la puerta del horno por lo menos la primera media hora, pasados 40 min podéis probar a pincharlo con un palillo y si sale limpio significa que ya estará, si no dejadlo un poco más vigilando que no se queme.

6. Cuando nuestro palillo salga limpio, vamos a apagar el horno pero dejaremos el bizcocho dentro con la puerta un poco abierta unos 20-30 min. Luego sacamos y dejamos enfriar fuera unas 5-6 horas.

*Si el bizcocho ha subido más por la parte central quedando abombado, un truco para que quede liso y podamos decorar mejor el pastel es dejarlo boca abajo poniéndole un poco de peso, esto es mejor hacerlo cuando haya pasado 1-2 horas después de sacarlo del horno y podáis sacarlo del molde.

Crema/Frosting

1. Trituramos los anacardos con la leche, el sirope de agave y el limón hasta que quede una crema, añadimos el aceite de coco derretido y la sal y batimos. Reservamos en el frigorífico.

2. Montamos con una batidora de varillas la parte sólida de la lata de coco. Cuando esté montando añadimos la crema de anacardos, que habíamos guardado en la nevera, y batimos hasta que se integre todo.

3. Dejamos en el frigorífico toda la noche o en el congelador 30min antes de montar la tarta.

*El truco para que monte bien la crema de coco y nos quede el frosting super cremoso es que tanto el coco como la crema de anacardos estén fríos y se mantengan fríos mientras hacemos la crema. Es importante que la lata de coco haya estado guardada en el frigorífico por lo menos toda la noche y si vives en una zona calurosa puedes poner un bol con hielos debajo del bol donde vayas a montar el coco para que se mantenga frio.

 

Montaje de la tarta (igual lo que más cuesta pero también lo más divertido!)

1. Es muy importante que el bizcocho no esté caliente, lo ideal es hacer el bizcocho el día de antes y al día siguiente hacer la crema y montar el pastel. Pero mínimo dejad enfriar el bizcocho 5-6horas y si veis que al cortarlo todavía está caliente por dentro lo dejáis enfriar más.

2. Para cortar el bizcocho yo use un hilo de costura, pero también lo podéis hacer con un cuchillo de sierra grande. Nosotras lo hicimos en un molde pequeño así nos quedó más alto y lo pudimos cortar en tres pisos.

– Con una regla o cinta métrica medimos el pastel, el nuestro era de unos 6cm de alto y fuimos haciendo pequeños cortes a la altura de 2 y 4 cm alrededor de todo el bizcocho para tener una guía a la hora de poner el hilo.

– Cortamos un hilo bastante largo para doblarlo por la mitad (y que sea doble) y que pueda rodear todo el pastel.

– Primero cortamos la capa superior, para ello ponemos el hilo alrededor del pastel sobre las marcas que habíamos hecho a la altura de 4cm y cuando el hilo ya rodea toda la tarta estiramos de ambos extremos para que el hilo pase por el interior del pastel y así cortarlo. Puede que parezca más sencillo hacerlo con un cuchillo pero la verdad que con el hilo se hace super rápido y es más probable que nos quede el corte más perfecto.

– Retiramos la capa que hemos cortado y volvemos a repetir lo mismo sobre las marcas a 2cm que habíamos hecho para cortar la segunda capa.

3. Ahora toca el relleno. También aprovechamos para ir poniendo el pastel sobre el plato en el que lo vayamos a servir.

– Colocamos la capa inferior del bizcocho sobre el plato y extendemos un poco menos de 1/3 del frosting por toda la superficie, dejando que salga un poquito por el borde. Ponemos la capa del medio sobre el frosting y repartimos otro 1/3 del frosting como antes.

– Colocamos la capa superior y con una espátula (o un cuchillo de untar) extendemos la crema que sale por los bordes para que no nos queden huecos y nos quede la pared del pastel lo más lisa posible.

*Tip: la espátula/cuchillo se coloca perpendicular al pastel y vamos moviendo de lado a lado ¡no de arriba a abajo! para extender la crema a la vez que vamos girando el pastel.

4. Con lo que nos queda de frosting vamos cubriendo toda la superficie de nuestra tarta con ayuda de una espátula o cuchillo intentando que quede lo más liso posible.

5. Ahora toca decorar nuestra tarta! Yo le puse nueces troceadas y chocolate rallado. Esta es la parte que más me gusta! Usad lo que tengáis en casa, no tengáis miedo en probar combinaciones de sabores, aveces lo que parece super extraño puede estar delicioso! Cuando ya hayáis terminado vuestra obra de arte la dejáis en la nevera 1h y listo!

Amo a los animales. Algunas personas dicen que soy radikal. Fundadora de Veggiecolas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *