Platos Principales

Bolitas proteicas de brócoli

¡Hola Veggiecolas!

Descubrimos esta receta por casualidad y no podíamos dejar de compartirla con vosotrxs.  Teníamos un brócoli en la nevera que se estaba echando a perder e improvisamos estas bolitas. Ahora se han convertido en uno de nuestros básicos en la cocina. Tanto si amáis como si odiáis el brócoli os animamos a hacerlas, porque son súper fáciles y rápidas de hacer. Y lo mejor de todo, ¡están deliciosas!

 

INGREDIENTES:

  • 1 brócoli
  • 4 CS de proteína en polvo o harina de garbanzos (nosotras echamos un mix de ambas)
  • 2 huevos veganos: 2 CS de lino molido + 6 CS de agua
  • 4 CS levadura nutricional
  • Especias al gusto, nosotras usamos:
    • 2 cp ajo en polvo
    • 2 cp cebolla en polvo
    • 1 CS de perejil
    • ½ cp pimentón dulce
    • ½ cp comino
    • Pizca de pimienta negra
  • ½ CS vinagre de manzana
  • 1 CS AOVE
  • Sal
  • Salsa de yogur:
    • 1 yogur de soja sin azúcar
    • 2 CS tahini
    • Zumo de ½ limón
    • 1 cp cilantro
    • 1 cp eneldo
    • Pizca de sal y pimienta negra
    • Agua (añadir poco a poco hasta conseguir la textura deseada)

 

PROCEDIMIENTO:

1. Mezclar el lino molido con el agua y dejar reposar durante 5 minutos, para que adquiera la consistencia del huevo.

2. Lavar, cortar y escurrir el brócoli en ramilletes pequeños (usar también el tallo pelado, ¡es muy rico en calcio!).

3. Triturar con una picadora hasta conseguir una consistencia como el cuscús.

4. Verter en un bol el brócoli picado, y añadir el aceite, el vinagre, las especias al gusto y la levadura nutricional. Remover bien.

5. Añadir la proteína y/o harina de garbanzos. Remover.

6. Por último, añadir el huevo vegano. Comprobar el punto de textura apretando la masa para ver si compacta, si no, será el momento de añadir más agua o harina hasta conseguir la consistencia necesaria para manejar la masa.

7. Formar bolitas con las manos y colocarlas en una bandeja de horno forrada con papel vegetal engrasada con una pizca de AOVE.

8. Hornear a 180ºC hasta que las bolitas se doren (nosotras dejamos 30 minutos, y a mitad de tiempo les damos la vuelta).

9. Se pueden comer tal cual, o acompañadas con alguna salsa al gusto: Salsa de yogur, de tahini, de tomate… A nosotras nos encanta comerlas con zoodles y salsa de tomate, nos recuerda a los clásicos espaguetis con albóndigas, pero en versión vegana y saludable.

Mi pasión por la cocina y la nutrición me llevo a descubrir esta filosofía de vida. Con más corazón que una alcachofa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *